Vuelve la ilusión al Municipal

Compartir



Ante la atenta mirada de un buen número de socios y seguidores rojiblancos, el Azuaga desarrolló ayer su primer entrenamiento del año, que sirvió como pistoletazo de salida a una temporada que se prevé ilusionante. A esta sesión preparatoria inicial, que se prolongó durante casi dos horas, asistió la plantilla prácticamente en su totalidad, a excepción de Porriño, Pildo y Enrique. 

Antes de comenzar, el míster, Antonio Jesús Cobos, reunió a todos sus efectivos en un rondo para impartirles una charla motivadora, en la que les reclamó mucho trabajo, que se dejasen todo en el campo para ganar partidos y así superar lo conseguido la temporada pasada, donde se batieron numerosos récords y donde se alcanzó la mejor posición (6°) en la historia del Club Deportivo Azuaga. Pero sobre todo pidió a sus chicos que consigan hacer disfrutar al máximo a la afición, una afición que siempre se ha mostrado fiel al equipo y sus colores. 

Ya sobre el césped, fueron 12 los jugadores de campo que participaron en el entrenamiento. Además de los dos guardametas, Kuko y Juanfran, que se ejercitaron por separado con el entrenador de porteros; el lateral Isaac, que realizó ejercicios en solitario; y Mario Tome, quien se incorporará a los entrenamientos más adelante, cuando se encuentre totalmente recuperado de la grave lesión que le apartó de los terrenos de juego la temporada pasada. 

Asimismo, en los próximos días, tres integrantes del equipo juvenil se sumarán a los jugadores de los que ya dispone el entrenador. Miguel A. Moruno, Patri Rodríguez y Emilio Vaca -y si el míster lo considera necesario también alguno de sus compañeros- se ejercitarán durante toda la pretemporada con el primer equipo.

A lo largo de esta semana hay planificados dos entrenamientos más antes de comenzar con la ronda de partidos amistosos que el club tiene previsto disputar durante el período de preparación estival. Esta tarde y el jueves, a las 21.00 horas, los rojiblancos volverán a ejercitarse en el campo de fútbol.